¿Por qué se divorcian Angelina Jolie y Brad Pitt?

Ha sido una de las noticias más comentadas en las últimas horas, incluso por encima de otras informaciones que tienen que ver con la actualidad política o internacional. El terremoto periodístico ha llegado este martes con la confirmación de la petición de divorcio por parte de Angelina Jolie a su marido tras dos años de matrimonio y doce de convivencia. Un abogado de la familia confirmaba en diferentes medios la separación, alegando como principal motivo “el bienestar de la familia”, lo que da una primera pista sobre las causas de la decisión, más ligada a términos de convivencia y unidad familiar, que no a terceras personas en la vida de un Brad Pitt que, dicho sea de paso, en los últimos meses tampoco se había librado de rumores de infidelidad.

Según algunos medios como el Daily Mail a la actriz de 41 años se le había acabado la paciencia sobre la manera como Pitt se relacionaba con sus hijos. La pareja ha tenido tres hijos biológicos en común, los mellizos Vivienne y Knox Leon, de ocho años y Shiloh, de diez años. La actriz, que ya tenía adoptado a Maddox, hizo lo propio, ya en compañía del actor, con Zahara y Pax Thien. Para la intérprete, la familia siempre ha estado por encima de todo, incluso de su trabajo, una forma de vivir que, al parecer, no era totalmente compartida por su marido, quien no pasaba mucho tiempo con ellos y, cuando lo hacía, tenía poca paciencia.

Y es que según una fuente cercana a la pareja citada por el Daily Mail, Brad Pitt tenía un problema con su carácter fruto de su adicción a fumar hierba y consumir alcohol, algo que Jolie tampoco veía con buenos ojos, especialmente cuando su ira tenía a sus hijos como víctimas. Como en toda separación que se preste, no suele haber una única causa de por medio para tomar la decisión de divorciarse, a no ser que haya un capítulo de infidelidad de por medio, algo de lo que el actor parece que tampoco se libra. La propia Angelina Jolie contrató, según relata el New York Post, a un detective privado cuando se enteró que su marido podría tener un romance secreto con la actriz Marion Cotillard, con quien acaba de rodar la película Aliados, un drama sobre la Segunda Guerra Mundial. La intérprete francesa lleva siete años casada con el director y actor francés Guillaume Canet con quien tiene un hijo de seis años en común. Al actor también se le había relacionado con la cantante y actriz Selena Gómez, aunque la propia Jolie no dio credibilidad a esta información.Los rumores sobre una posible separación de una de las parejas más consolidadas de Hollywood ya venía de lejos. El binomio Brangelina, como se conoce popularmente a la pareja, no pasaba por sus mejores momentos y eran constantes las filtraciones a la prensa sobre nuevos escarceos o momentos de crisis. Uno de los que trascendió más fue el enfado que tuvo Jolie con Pitt cuando se enteró que este había llamado a su exesposa, Jennifer Aniston, para mostrarle su apoyo tras la muerte de su padre. La actriz no encajó bien ese contacto y acusó a su marido de actuar a sus espaldas. Algunos medios anunciaron tras este capítulo que la pareja hacía días que ya no vivían juntos, aunque otras fuentes cercanas al matrimonio se encargaron de desmentirlo.

Lo que está claro es que el proceso de divorcio puede resultar muy complicado, ya que Angelina y Brad firmaron un contrato prenupcial por el que en caso de divorcio por infidelidad de uno de los cónyuges, el ‘infiel’ renunciaría a la custodia de los seis hijos de la pareja. Según los detalles trascendidos en las últimas horas, y según la publicación TMZ, en los papeles de la separación sale el 15 de septiembre de 2016 como fecha oficial de la separación. La actriz quiere la guarda y custodia de los seis hijos, por lo que Pitt solo tendría el derecho legal a la hora de verles, una decisión que alimenta también el rumor de una ruptura por infidelidad, ya que querría hacer valer el citado contrato prenupcial. Medios estadounidenses hablan de un divorcio costoso cercano a los 480 millones de dólares para discutir el reparto, algo que habría frenado anteriormente la decisión de separación.La relación de Angelina Jolie con su suegra, Jane Pitt, tampoco había sido lo buena que se espera. Según también había trascendido en alguna ocasión en la prensa del corazón, la intérprete no soportaba la forma como la madre de Pitt vestía a Shiloh, con vestidos de hadas y princesas que sacaban a la actriz de sus casillas. Más allá de la estética, también habían diferencias políticas entre las dos: Jane envió una carta a un periódico pidiendo que la gente no votara a Barack Obama porque apoya a los matrimonios homosexuales, algo que Jolie tampoco encajó bien al considerar que estaba dando un mal ejemplo a sus nietos.

Este será el tercer divorcio para Jolie, que estaba casada con el actor Johnny Lee Miller y Billy Bob Thornton. En el caso de Pitt, de 52 años, será la segunda separación tras romper su contrato con la también actriz Jennifer Aniston después de coincidir con Jolie en el rodaje de la película Sr. y Sra. Smith.